0

Trilogía Princes.

01- El Príncipe Cuervo:
 
 Edward de Raaf, conde de Swartingham, necesita con urgencia un secretario que ponga orden en sus caóticas finanzas. El problema es que, con su carácter, espanta a todos los candidatos. Para Anna Wren el puesto es la solución a sus problemas, después de enviudar de un marido infiel y quedarse en la ruina.

 La atracción entre ambos personajes queda patente desde el primer momento, aunque Edward no parece muy dispuesto a dejarse llevar por ella. Cuando Anna descubre que el conde es habitual de un conocido burdel de Londres, decide poner en marcha una pequeña mascarada. Porque en el juego de la seducción, no existen reglas... ¿o sí?

02 - El Príncipe Leopardo: 
 Lady Georgina Maitland es una mujer con suerte. Ha recibido una herencia de su tía y es capaz de gestionarla competentemente, bueno, en realidad, con la ayuda de su nuevo administrador, el atractivo Harry Pye. Georgina (o, George como la llama su familia) no puede creer las acusaciones que recaen sobre su administrador. Duda mucho de que sea Harry quien está envenenando las ovejas de los aldeanos, así que se empeña en ayudarlo con la investigación, incluso aún en contra de la opinión del propio Harry. Sus averiguaciones les conducen al pérfido lord Granville, vecino de George y pronto descubrirán aspectos sobre su pasado que hacen que George se sienta aún más atraída por Harry. ¿Podrán demostrar la inocencia del administrador?

03 - El Príncipe Serpiente: 

 Cuando el demonio conoce a un ángel...
Lucy Craddock-Hayes está contenta con su tranquila vida campestre. Hasta el día en que tropieza con un hombre inconsciente —un hombre «desnudo» inconsciente— y pierde para siempre su inocencia.
...puede llevarla hasta el séptimo cielo...
  El vizconde Simon Iddesleigh ha recibido una brutal paliza por parte de sus enemigos que a punto ha estado de acabar con su vida. Ahora Simon solamente piensa en vengarse. Pero cuando Lucy le cuida y le devuelve la salud, su honestidad espanta sus hastiadas sensibilidades... aun cuando despierta un deseo que amenaza con consumirlos a ambos.
...o al infierno.
  Embrujada por la astuta inteligencia de Simon, sus modales mundanos e inclusos sus zapatos de tacón rojo, Lucy se enamora rápida y profundamente de él. Pero aunque el honor le impida seducirla, su venganza guiará a sus atacantes hasta su puerta. Mientras Simon hace la guerra a sus enemigos, Lucy libra una guerra propia por su alma empleando la única arma que tiene a su alcance... su amor...

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Siguiente Anterior Inicio

Memories